Coliflor con patatas y arroz basmati

Principiantes · 10 enero, 2022
Receta de Coliflor con patatas y arroz basmati
Coliflor con patatas y arroz basmati
Ingredientes
  • 180 g de Arroz Sundari Basmati
  • 220 g de coliflor
  • 2 dientes de ajo
  • 8 g de jengibre
  • 70 g de guisantes
  • 350 g de patata
  • 220 g de tomate fresco
  • 1 l caldo de verduras
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • Cilantro fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Instrucciones
  1. Picamos el ajo y el jengibre y doramos en una cazuela con unas 4 o 5 cucharadas de aceite, a fuego bajo.
  2. Troceamos la patata y la coliflor, de manera irregular en trozos gruesos. Las volcamos en la cazuela y añadimos el tomate pelado troceado.
  3. Cubrimos con el caldo, añadimos el comino y la cúrcuma. Cocinamos 10 minutos, con la cazuela tapada.
  4. Agregamos el arroz, ponemos a punto de sal y cocinamos durante 11 minutos más, a fuego medio. Finalmente, añadimos cilantro picado.
  5. Y ¡listo! Ya podemos emplatar.

  • icono tiempo preparación
    Tiempo de preparación: 4 mins
  • icono tiempo cocción
    Tiempo de coción: 25 mins
  • icono tiempo total
    Tiempo total: 29 mins
  • icono raciones
    Raciones: 4

Si nunca has probado el arroz con coliflor, ¡vas tarde! No hará falta que hagas mucho más, esta receta de coliflor con patatas y arroz basmati puede ser un primero de lujo, que como verás en la receta no se tarda mucho en hacer, y queda muy sabroso. Si además tienes algún amigo vegetariano, te adorará por haber elegido este plato. ¿Ponemos fecha para la próxima quedada?

Arroz basmati, una fragancia y textura únicas 

La fragancia y suavidad de su textura le han valido al arroz basmati la fama mundial, y no solo como un ingrediente fundamental de la gastronomía hindú, ya que también ha conseguido conquistar numerosas cocinas de varios países, para ser hoy un elemento clave de la cocina fusión. 

De grano largo y fino, su exquisitez reside en que es un arroz muy aromático, que consigue transportarnos a Oriente, cuando disfrutamos de un plato acompañado por estos granos mágicos. De hecho, basmati es una palabra en hindi, que significa fragante o reina de las fragancias.  

Se cree que el grano de arroz basmati (considerado el más largo) se cultiva en las laderas del Himalaya desde hace cientos de años, aunque las primeras referencias literarias que se han encontrado datan de principios del siglo XVIII.  

Arroz Basmati

India y Pakistán, dos países cuya zona norte está dominada por esta cordillera del Himalaya, son los dos mayores productores de arroz basmati, pero la realidad es que este cultivo ha trascendido sus fronteras y hoy se cultiva en los humedales de muchos países y se han desarrollado distintos tipos de esta variedad de arroz. 

La clave de su aroma está en una sustancia química, la 2-acetyl-1pirrolina, que en este tipo de arroz tiene una concentración doce veces mayor que en las otras variedades comunes.  

Este elemento hace que arroz basmati sea una auténtica delicia, si se prepara solo y nos damos el gusto de disfrutar de la intensidad de su sabor, al que contribuye su fragancia, pero también es ideal para acompañar cualquier carne o pescado y, por supuesto, los platos tradicionales de la comida hindú, como el tandoori, los distintos curry o el pilaf. 

Su exquisitez también se debe a su textura, ya que se trata de un arroz suelto y terso, que otorga un placer único en el paladar. Así que, no dudes en recurrir a este arroz basmati mágico para acompañar una gran variedad de platos. 

Cocción al estilo hindú 

Es frecuente observar en las recetas hindúes que recomiendan remojar el arroz basmati durante 20 minutos y después cocerlos con unos tiempos distintos a los que dedicamos en la cocina española y, en general, en la occidental. Y, aunque las dos formas son correctas, cada una ofrece unos resultados distintos. Por eso, te lo explicamos para que puedas elegir el que más se adapte a tus gustos culinarios. 

El motivo principal para remojar el arroz basmati es conseguir así quitarle parte del almidón que contiene, ya que un arroz con mucho almidón da como resultado unos granos más pegados y más cremosidad. En cambio, si se enjuaga muy bien, quitando así bastante almidón, conseguiremos un arroz más suelto y seco, que es el estilo de la cocina hindú.  

Así que, ya sabes, elige el estilo que más te guste y ¡manos… en la masa! 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Valorar receta: