Estofado de verduras con arroz Basmati

Principiantes · 27 marzo, 2022
Receta de Estofado de verduras con arroz Basmati
Estofado de verduras con arroz Basmati
Ingredientes
  • 250 g de arroz Sundari Basmati
  • 2 zanahorias
  • 1 pimiento rojo mediano
  • 1 pimiento verde mediano
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 berenjena mediana
  • 1 calabacín pequeño
  • 50 g de espinacas frescas
  • 40 ml de salsa de soja
  • Hebras de azafrán
  • 6 semillas de cardamomo
  • 1 pizca de semillas de comino
  • 50 ml de aceite de mostaza
  • Sal
  • 1 cucharadita de café de granos de pimienta

Instrucciones
  1. Pela las zanahorias y la cebolla y limpia las berenjenas, los calabacines y los pimientos. Después, lava y corta todas las verduras en grandes trozos.
  2. Calienta el aceite en una cazuela grande a fuego alto, junto a los ajos. Añade las verduras y dóralas, removiendo constantemente para no quemarlas. Agrega las hebras de azafrán, el cardamomo, el comino y la pimienta. Remueve, tapa la cazuela y baja el fuego al mínimo.
  3. Mientras tanto, cuece el arroz Sundari Basmati en abundante agua a fuego medio y con un pellizco de sal, durante 10 minutos. Retíralo inmediatamente, escúrrelo y añádelo a las verduras junto con la soja y las espinacas.
  4. Después de 3 minutos, ponlo a punto de sal y sírvelo.
  5. ¡Te encantará este estofado!

  • icono tiempo preparación
    Tiempo de preparación: 45 mins
  • icono tiempo total
    Tiempo total: 45 mins
  • icono raciones
    Raciones: 4

 

¿Estás buscando un plato con un valor nutricional muy alto? Este estofado de verduras con arroz basmati es la elección perfecta. Te contamos por qué.

El arroz basmati es el arroz con más nutrientes que existe. Contiene más fibra y otros elementos nutritivos, como vitaminas B1, B2, B3, D, hierro, magnesio, calcio y potasio, que el resto de los cereales de su familia. Tiene seis veces la cantidad de magnesio que la que tiene el blanco, cuatro veces la vitamina E, el triple de fibra y fósforo, un 50% más de potasio y el cuádruple de vitaminas. Es, en definitiva, un alimento perfecto por lo que tiene, pero también por lo que no tiene, ya que carece de grasa, colesterol, sodio o gluten, por lo que es apto para celíacos.

El arroz basmati, por su alto aporte de carbohidratos sanos y de fibra insoluble, es también muy recomendable para completar la dieta de deportistas, ya que aporta mucha energía al organismo, durante periodos prolongados.

Cultivado desde hace siglos en las montañas del Himalaya, se puede consumir en sus distintas variedades, que incluyen el arroz basmati blanco, el integral o el gigante.

Arroz basmati, “al dente”

Al cocinar el arroz basmati es recomendable poner una cantidad de agua muy ajustada, dos partes de agua por cada parte de arroz. Debemos tener cuidado de no hervirlo con una excesiva cantidad de agua, ya que, si esto ocurre, al escurrirlo, el arroz pierde su aroma, y esta es precisamente una de las características que hacen del arroz basmati un acompañante tan rico para muchos platos de la India y de otros países. De todas maneras, no olvides que la cantidad de agua también depende del tipo de fuego que uses y de la intensidad del mismo. Es posible que tengas que añadir un poco más en el último momento, ¡no pasa nada!

Al margen de la cantidad de agua que eches, retirar el arroz basmati del fuego cuando esté al dente, es decir cocido, pero no suave del todo, al igual que la pasta. Esto garantizará que quede en su punto, ya que continuará suavizándose en el plato durante los minutos que lo dejes reposar y conservará más aroma.